El agua, aliada en la salud y la belleza

Los beneficios que aporta el consumo abundante de agua a nuestra salud son considerables. Es una verdad conocida por todos que el cuerpo necesita de ella para su correcto funcionamiento, pero los efectos de una buena hidratación también son evidentes en nuestro aspecto exterior.

Salud y belleza van siempre de la mano. Incorporar buenos hábitos nos ayudará a estar sanas y espléndidas.

Algunas razones estéticas para tomar dos litros de agua por día (como mínimo):

Disminuye la aparición de arrugas. La hidratación es fundamental para retardar la aparición de las arrugas. Consumir la cantidad de agua recomendada diariamente evitará que la piel se vea reseca y poco atractiva.

Ayuda a la tonicidad de la piel. Expertos recomiendan enjuagar el rostro con agua fría para mejorar su tonicidad. Higienizar la cara todos los días con agua fría es un buen hábito para contribuir a la firmeza de la piel.

Elimina toxinas y grasas. Lo que ayuda a mejorar el aspecto general de la piel y del cuerpo en general.

 

Evita la retención de líquido. El consumo abundante de agua es una pauta fundamental de cualquier programa alimenticio para bajar de peso, ya que ayuda a disminuir el apetito, evita la retención de líquido y contribuye a quemar grasas.

Mejora el aspecto del cabello. El contacto del agua fría con el cuero cabelludo actúa sobre los folículos, mejorando la resistencia del cabello y brindando un aspecto más brillante.

Ayuda a reducir la celulitis. El consumo de agua es el mejor secreto para eliminar la grasa acumulada y mejorar el aspecto de la “piel de naranja”.