Criolipólisis y cavitación, reyes de los tratamientos no invasivos

Los pacientes que utilizan la criolipólisis y la cavitación como tratamientos estéticos para reducir adiposidad y celulitis aducen una serie de beneficios al someterse a este tipo de terapias no invasivas: son actuales, versátiles, de menor costo y lo más interesante de todo, sin riesgos, en comparación con las cirugías estéticas.

La medicina estética es un sector muy dinámico que moviliza grandes sumas de dinero al año, ello explica que surja tanta actualización en recursos tecnológicos y capacitación profesional en cuanto a tratamientos no invasivos se refiere. Dentro de las terapias son la Criolipólisis y la Cavitación los tratamientos estéticos más demandados en la actualidad.

A la hora de decidir ofrecer estas terapias en nuestros centros médicos o estéticos, debemos tener en cuenta que los pacientes generalmente son conocedores de los tratamientos a aplicarse y entienden muy bien que el éxito del tratamiento dependerá en gran medida, de una correcta técnica de aplicación, realizado por un profesional idóneo y por sobretodo utilizando la aparatología adecuada. Por eso, como profesionales, es importante realizar una buena capacitación y seleccionar los equipos más adecuados para nuestros fines terapéuticos.

La Criolipólisis, la última tecnología en orden de aparición en el mercado,consiste en la aplicación de frío para disminuir el panículo adiposo o capa de tejido graso situada debajo de la piel. Esta terapia funciona llevando el tejido adiposos a temperaturas bajo cero hasta lograr el congelamiento y necrosis del mismo propiciando la eliminación rápida de los ácidos grasos. Es de vital importancia que el equipo utilizado tenga la potencia suficiente para llegar a la temperatura necesaria y mantenerla el tiempo correcto para congelar el tejido graso sin provocar daño en los tejidos circundantes.

En el caso de la Cavitación es importante, tanto para el profesional como para el paciente, que el equipo garantice potencia, frecuencia, tipo de cabezal adecuado, logrando que el tratamiento sea realmente profesionalizado y actúe directamente sobre los adipocitos.

En la combinación está el éxito

La combinación de criolipólisis y cavitación produce vibración en las células grasas lo que se traduce en una liberación de los ácidos grasos, y, por consiguiente, una pérdida de volumen que el paciente puede notar desde la primera sesión.

Tanto la Criolipólisis como la Cavitación pueden complementarse con otros tratamientos como la vacumdemomovilizacion, el masaje manual y el drenaje linfático. En caso de que la paciente presente flaccidez cutánea, será necesario complementar con la aplicación de un excelente equipo de radiofrecuencia resistivo. Si flaccidez es muscular, el tratamiento complementario debería ser la electroestimulación excitomotriz (corrientes de baja frecuencia).

Lic. María Gabriela Ruiz Blanco

Rehabilitación Dermatofuncional

Argentina