Vitaminas y minerales: los mejores aliados de la piel

¿Qué vitaminas son las que influyen en la piel?¿Cuáles son las que se deben potenciar?¿En qué alimentos las encuentro?

Mantener la piel sana implica estar atentos a diferentes factores de nuestra vida: descanso, comida, ejercicio físico, hábitos saludables, entre otras. A veces podemos descubrir que nuestro cutis ha perdido suavidad o tiene aspecto de “cansado”. El pilar fundamental es mantener los niveles correctos de vitaminas para favorecer a los procesos biológicos que le dan belleza y salud a la apariencia de la piel. Para eso, debemos tomar un camino que cambie nuestro cuerpo por completo: una alimentanción sana.

El mundo de la estética dedica mucho tiempo y dinero a lanzar productos de cosmética, belleza o cuidado personal para mantener y mejorar el aspecto de la piel.  Muchos de ellos son eficientes, sin embargo, no dejan de ser un complemento dentro del cuidado integral que una persona debe tener no solo con su piel, sino con su cuerpo.

Si se quiere sostener y mejorar la calidad de elasticidad, la coloración, la formación de colágeno y los tejidos dérmicos es necesario saber que vitamina ayuda a cada uno de estos procesos. Por eso, te compartimos este glosario para que lo tengas  a mano y empecés a incorporar los alimentos que estén faltando en tu dieta. Por supuesto, te recomendamos que acudas a un nutricionista para la elaboración de una dieta a medida de tu metabolismo.

Vitaminas

Vitamina A

  • Combate los granitos y los puntos negros
  • Aumenta el flujo sanguíneo
  • Hidrata la piel
  • Reduce efectos de envejecimiento

La podés encontrar en productos de origen animal:  manteca, huevos, hígado o queso.  También en frutas y verduras: zanahoria, espinacas, brócoli, manzana,peras uva, etc. Si vas a freir los alimentos que tienen vitamina A, se perderá su contenido vitamínico.

 

Vitamina B2

  • Ayuda a la respiración celular
  • Alivia a la piel seca
  • Mantiene la hidratación de la piel
  • Esta vitamina B también está vinculada con los antioxidantes del cuerpo y trabaja con la vitamina E.

La encontrás en el levadura de cerveza, almendras, queso, pescados y salvado de trigo.

Vitamina B3

  • Protege y prepara la piel para exposición solar
  • Previene contra el acné
  • Previene alergias

Esta vitamina está en las carnes magras, aves, pescados, productos lácteos o huevo.

Vitamina B6

  • Equilibra las pieles grasas
  • Es esencial para que funcionen bien las enzimas (proteínas que regulan los procesos químicos del cuerpo)

La vas a encontrar en alimentos ricos en proteínas, como huevos, pescado, pollo y carne. También se añade a cereales para el desayuno, pan, y muchos productos horneados.

Vitamina B12

  • Vital en la función de absorción de la Vitamina A y el Hierro
  • Fundamental para el metabolismo de los ácidos grasos y carbohidratos

Se encuentra naturalmente en una amplia variedad de proteínas de origen animal. Los alimentos vegetales no tienen vitamina B12 a menos que sean fortificados. Está presente en la carne de res, de aves, huevos, productos lácteos y almejas.

Vitamina C

  • Ayuda a la cicatrización
  • Indispensable para la formación de colágeno
  • Aumenta las defensas del organismo contra las infecciones
  • Antioxidante
  • Protege la piel de los rayos UV

Esta vitamina es famosa por estar especialmente en los cítricos, los kiwis, limones, naranjas, pomelos, como así también los pimientos verdes, las verduras de hoja verde como las espinacas y el perejil.

 

Vitamina D

  • Se forma luego de la exposición al sol (debe realizarse precavidamente)
  • Genera un efecto de rejuvenecimiento
  • Renueva las células de la piel

La vas a encontrar en el salmón, huevos, queso, yogur y leche.

 

Vitamina E

  • Antioxidante principal
  • Estimula la microcirculación
  • Retrasa el envejecimiento cutáneo
  • Anti-inflamatoria
  • Es necesaria para los procesos de cicatrización

Los alimentos ricos en vitamina E son los aceites de girasol, de trigo y de oliva, la yema de huevo, los cereales integrales, las legumbres, las nueces, el pescado y la palta.

 

Vitamina F

  • Se la denomina así pero es en realidad un conjunto de ácidos grasos insaturados
  • Aporta Omega 3 (reducen la cantidad de triglicéridos) y Omega 6 (reducen niveles de colesterol)
  • Mantienen la piel flexible y favorece su renovación

Los alimentos que contienen esta vitamina son la palta, las nueces, el aceite de oliva y el salmón.

Vitamina K

  • Aporta elasticidad a la piel
  • Función importante en la coagulación de la sangre
  • Coopera al brillo e hidratación de la piel

Hortalizas de hoja verde, como la col, la espinaca, las hojas de nabos, la col rizada, la acelga, las hojas de mostaza, el perejil, la lechuga romana y la lechuga de hoja verde.

Minerales

Se han transformado en un componente importante dentro del mundo de la cosmética. A pesar de este fenómeno, la mayoría de ellos se encuentra fácilmente en los alimentos cotidianos.

Zinc

  •  Fundamental para la formación de colágeno
  • Forma parte del crecimiento celular
  • Tiene relación con el tejido elástico. Mientras el zinc se mantenga en niveles equilibrados, la aparición de estrías será menor

Lo podés encontrar en la mayoría de los mariscos, en verduras como el ajo y el perejil, y en varios frutos secos, entre ellos, las almendras y nueces.

Selenio

  • Su acción antioxidante retarda el envejecimiento
  • Es útil para aumentar la elasticidad
  • Disminuye las manchas

Está presente básicamente en los cereales, las carnes y mariscos. Como la vitamina C favorece la absorción de selenio en el cuerpo, es bueno consumir a la vez alimentos que la contengan, como kiwis o naranjas o cualquier cítrico de los nombrados anteriormente.

Cobre

  • Es un antibiótico natural
  • Influye en la generación del colágeno y la elastina
  • Cuando se consume en la medida justa, ayuda a la regeneración y combate los radicales libres

Atención a las estaciones

Sin dudas hay dos momentos del año donde nuestra piel se puede ver afectada por el clima: en verano – por el sol- y en invierno -por el frío-. La exposición al sol suele ser una de las causas más importantes a la hora de analizar los daños en la piel. En estas estaciones es importante el complemento con cremas, protectores solares y algún tratamiento de estética que te ayude a complementar tu alimentación saludable.

Indudablemente, el envejecimiento potencia estos procesos en esas etapas del año, por eso es importante que consumas antioxidantes. Quizás a veces no le damos la importancia que merece pero definitivamente vale la pena  invertir en comer alimentos saludables -ricos en vitaminas y antioxidantes- hacer un poco de deporte, mantenerse hidratado y cuidarse la piel con protector solar. Estos elementos combinados son la clave del éxito.