El cutis en las distintas etapas de la mujer

¿Te preocupás por la salud y el aspecto de tu piel? ¿Conocés que es lo que le está sucediendo?

El cuerpo humano va atravesando diferentes etapas a lo largo de su vida. Cada una de ellas tiene sus propias características, tendencias y facilidades. Nuestra figura va cambiando con el correr de los años y es importante poder desafiar tu concepto de belleza para que te sientas cómoda y feliz con tu imagen.

Te vamos a compartir algunos datos y consejos para que según tu edad, sepas que tratamientos y cuidados pueden ayudarte a llevar mejor tu cuidado facialy estético.

La década de los 20

En esta etapa de tu vida, tu piel estará en la cresta de la ola. El rejuvenecimiento celular es el óptimo, la naturalidad de la apariencia es mayor que en otros momentos. La abundancia de colágeno y elasticidad le darán a tu piel la firmeza necesaria

Acné

Muchas personas después de los 20 continúan teniendo acné. Existen numerosas cremas y lociones que cooperan a combatir esta enfermada inflamatoria.Lo ideal, es que visités un dermatólogo que te pueda armar un plan para llevar acabo un tratamiento integral.

La base de muchos tratamientos se centra en sesiones con diferentes equipos de medicina estética. Con los grandes avances de la tecnología, el campo de la estética ha avanzado enormemente y hoy por hoy cuenta con diferentes caminos terapéuticos para poder tratar esta enfermedad.

Un ejemplo de ello, es la radiofrecuencia fraccionada, la cual coopera enormemente en la cicatrización y formación del colágeno.Otro equipo que también se utiliza es el de Luz Pulsada Intensa (IPL).

Cuidado de la piel

Las acciones que tomes durante estos años deben ser de caracter preventivo. Por eso, utilizá protector solar cuando te expongas al sol, no sólo en verano sino cada vez que vas a estar al aire libre. Además es importante que puedas tener una rutina rica en Vitamina A. Si no sabes donde encontrarlas, acá te lo contamos.

Los 30

En esta etapa empezarán a hacer visibes algunos signos de envejecimiento de la piel. Si estás expuesta constantemente a lugares con contaminación, polución o mucho solf, tu cuerpo lo va empezar a demostrar. El estrés por supuesto tiene su protagonismo también. Muchas mujeres comenzamos a lidiar entre la familia y el trabajo, y una rutina llena de obligaciones hará que nuestra piel se muestre con signos de envejecimiento.

La producción de colágeno empieza a desacelerarse por eso es imprescindible que mantengas una buena dieta llena de hábitos saludables.

Signos faciales

El paso del tiempo comienza lentamente a dejar su huella. Por eso, algunas arrugas y surcos tuáneos pueden empezar a aparecer. Cerca de los ojos, las famosas “patas de gallo” comienzan a formarse. Para eso, algunas sesiones con dermoabrasión  de punta de diamantes cooperarán a frenar el envejecimiento de la piel y a mantenerla higienizada.

Los 40

La piel puede comenzar a perder brillo y esplendor en estos años debido a la lenta renovación celular. Además, la reducción en la producción de colágeno hace que el cutis pierda estructura y forma en el resotro. Los párpados comienzan a perder su firmeza y las mejillas empiezan a borrar su definición fina.

Muchas mujeres comienzan o se aproximan al ciclo menopáusico y , por ende, a una revolución de hormonas que puede causar algunos trastornos corporales. Es innegable, todas las mujeres sufrimos cambios con la menopausia.

Además, el daño que causa la exposición solar comienza a evidenciarse en los cambios de tonos de nuestra piel.

Acné

Algunas mujeres experimentan la aparición de esta enfermedad nuevamente. Por lo cual, además de recurrir al dermatólogo, pueden hacerse sesiones con los equipos de estética nombrados anteriormente.

Renovación en el rostro

Los tratamientos con radiofrecuencia funcionan a la perfección en esta etapa de la mujer. Estimular la producción y renovación del colágeno es fundamental para poder cambiar la imagen y aspecto de nuestro cutis facial. Son fáciles de aplicar y cualquier centro de estética ofrece sesiones con esta terapia.

Los 50

Desafortundamente en esta etapa se profundizan aquellas insinuaciones de arrugas, surcos y flaccidez de nuestro rostro. Si no nos hemos venido cuidando correctamente a lo largo del tiempo, con seguridad tendremos que experimentar un combate en varios frentes para mejorar el aspecto de nuestra piel en el rostro. La menopausia se hace presente por completo en algunas mujeres, y en otras, comienza lo que se llama post-menopausia donde la piel puede volverse seca y sin humedad.

Recomendaciones

Vas a encontrar numerosas opciones y variedades en el mercado de la cosmetología para que tu rostro luzca brillante, húmedo, tenso y jóven. La oferta de este rubro es abrumante. Sin embargo, la gran mayoria de ellas funciona de manera eficiente y terminan siendo un gran aliado a la hora de restaurar los pequeños detalles estéticos que quieras realizar. La protección solar debe ser obligatoria en este momento de la vida. Nuestra piel se vuelve muy vulnerable y los rayos solares generan un daño importante si no se toman los debidos cuidados.

Se recomienda combinar tratamientos estéticos que involucren el rejuvenicimiento facial, el higiene de la piel, y la producción de colágeno para ayudar a la formación de nuevos tejidos en el cutis. Dermoabrasión, radiofrecuencia fraccionada o algunas sesiones de IPL pueden ser lo que necesités.

Los 60

Después de los 60, la producción de colágeno estará en niveles muy bajos y es probable que tu cuerpo deje de fabricarlo en algún momento. En consecuencia, la piel de tu cuerpo se volverá más laxa, fina y seca de lo que ya haya estado. El aspecto positivo, es que la menopausia va a haber quedado atrás y la influencia de las hormonas va a haber disminuido en el desarrollo de la piel. El impacto será mucho menor.

Es fundamental que incorpores las vitaminas que el cuerpo necesita. Además de hacerlo a través de los alimentos, podés tomar complejos vitamínicos que tu cuerpo pueda absorber de forma más rápida.

Consultá con tu dermatólogo sobre la utilización de IPL, ya que tiene un abanico importante de síntomas a tratar y seguramente alguno de ellos pueda ser de gran utilidad para mejorar el aspecto y salud de tu piel en el rostro.

Comenzá a cuidarte

Sin importar la edad que tenés ahora, nunca es tarde para empezar a cuidarte. Empezá a tomar los recaudos necesarios, a generar hábitos saludables y a tratar la salud de tu piel. ¡Animate!