¿Cuáles son los tratamientos más buscados entre los jóvenes de 18 y 36 años?

La industria de la estética ha ampliado de manera considerable su mercado en los últimos diez años. Los tratamientos faciales y corporales han empezado a llegar cada vez más a las mujeres y hombres jóvenes. Es cierto, la tecnología ha ido evolucionando a pasos agigantados y el rango de opciones para el público ha crecido notablemente. Sin embargo, existen algunos factores que se repiten en las personas de 18 a 36 años.

¿Por qué ahora los jóvenes se preocupan más por su estética?

La belleza corporal y el cuidado por la imagen han dejado de ser un tabú. La conciencia sobre el cuerpo y las tendencias mundiales en el progreso propio con nuestra salud han fortalecido y ampliado el impulso que el mundo de la medicina estética comenzó vivir en el comienzo de la década del 2000.

Las técnicas y las nuevas tecnologías apunta a ser menos invasivas, más eficientes y más rápidas. Por supuesto, cada cuerpo y metabolismo lo asimilará de manera diferente, pero el propósito es el mismo: cuidar la estética.

El auge y la explosión de las redes sociales han favorecido la cosmovisión de tener una imagen íntegra, cuidada, preservada. Las rutinas de entrenamiento, cuidado personal y tratamientos estéticos son comunes entre los miles de usuarios de redes como Instagram o Facebook.

La aparición de los “influencers” ha sido otro factor clave. Estas personas que tienen un canal de comunicación directo a miles o millones de usuarios son el principal motor para tratamientos faciales o corporales. Es habitual encontrarlos recomendando cierto cuidado, algún producto o equipo de estética. Y guste o no guste, estos nuevos canales de comunicación han incrementado de manera impactante el consumo de la estética.

Foto: elobservador.uy

¿Qué buscan los jóvenes?

Lo principal que se quiere lograr es sostener la naturalidad del rostro y del cuerpo. A pesar que los jóvenes están dispuestos a hacerse algunos arreglos, lo que no quieren perder es su rasgo de identidad natural.  Es decir, se busca mejorar algún aspecto en particular.

Un elemento nuevo en esta generación es la prevención en materia de salud y de estética. Esta nueva conciencia sobre la concepción del cuerpo, muy ligada al bienestar físico y espiritual, incluye el hecho de anticiparse a determinados cambios o procesos que el cuerpo podría sufrir. Ya sea por determinación génetica o algún hecho en particular, la prevención es altamente valorada por los jóvenes.

A la hora de apuntar a algún tratamiento de estética es necesario abordarla desde la cosmovisión de esta generación: el tiempo es oro, por lo tanto, los tratamientos deben sacarle el menor tiempo posible de sus rutinas. Un elemento muy ligado al factor tiempo es el período de recuperación. Los tratamientos del siglo 21-  y particularmente los que apuntan a este segmento etario- deben reducir al máximo los tiempos del post sesión. A favor de esto, la tecnología ha ido reinventándose de tal forma que tanto los tratamientos como los post tienen muchas facilidades para que sea de esta manera.

En resumen, esta generación apunta a:

  • Mantener la naturalidad de la identidad
  • Prevenir tanto en salud como imagen
  • Realizarse tratamiento rápidos
  • El período de recuperación también debe ser lo suficientemente rápido

 

¿Cuáles son los tratamientos más solicitados?

Las mujeres siguen dominando el mercado de la estética, sin embargo, los hombres han aumentado notablemente el consumo de esta industria en los últimos 10 o 15 años. El relevamiento deja algunos tratamientos que se repiten y algunos cambios en la estética facial que, generalmente, las personas de los 20 o 30 años buscan realizar:

  • Reducir las ojeras
  • Engrosar los labios, y también definirlos o perfilarlos.
  • Efecto de frescura y naturalidad en el rostro, sin necesidad de maquillaje
  • Suavizar las primeras arrugas de expresión, ya sea en el contorno de los ojos (las famosas patas de gallo) o en la frente.
  • Disimular el paso del acné y rehabilitar el daño causado en el cutis.
  • Conseguir un rostro más perfilado.
  • Corregir defectos muy concretos de la nariz

Tratamiento de ojeras

Las ojeras moradas, producidas por una congestión de los capilares de la zona, se tratan aplicando sesiones de Carboxiterapia. Las que presentan un color marrón se deben al exceso de melanina acumulada en el párpado inferior.

Engrosar y definir labios

Para proyectar volumen en los labios se puede infiltrar ácido hialurónico. Si el labio de por sí tiene una forma bonita, se puede resaltar infiltrando este material de relleno. El perfilado de los labios con ácido hialurónico tiene como objetivo dibujar su contorno, para obtener una boca más definida.

Fuente de este tratamiento: IML

Efecto de frescura en el rostro

Aquí se puede realizar una combinación o tratamiento integral:

  • Mesoterapia con vitaminas que tiene como objetivo aportar hidratación y luminosidad a la piel.
  • Podés realizarte sesiones de radiofrecuencia fraccionada para tratar alguna cicatriz o daño de la piel en específico.

Por supuesto, una dieta e hidratación adecuada colaborarán de manera determinante en cualquier tratamiento de estética.

Disimular el paso del acné

La radiofrecuencia fraccionada vuelve a ser la elegida ideal para este propósito debido a su estimulación de producción de colágeno. A veces, la infiltración de sustancias de relleno tiene como objetivo estimular la producción de colágeno para suavizar el relieve de las cicatrices producidas por el acné.

Corregir defectos concretos en la nariz

Por ejemplo, para corregir una punta caída o disimular un caballete pronunciado pueden aplicarse diferentes técnicas mínimamente invasivas, como la infiltración de ácido hialurónico o los hilos faciales reabsorbibles. Por supuesto, la opción generalmente elegida suele ser la cirugía pero tiene otros aspecto colaterales como el post-operatorio y su costo económico.

Ahora que sabés cuales son las tendencias en los jóvenes, podés ofrecer estos tratamientos en tu centro de estética o podés realizarte alguna de esas sesiones si estás buscando hacerte algún pequeño cambio en tu rostro. Recordá que lo recomendado es que visités un profesional de la salud y recibas asesoramiento integral a la hora de hacerte algún cambio estético o de imagen.Y si decidís que no querés hacerte nada, también está perfecto. Siempre que estés informada vas a poder elegir mejor.

¡Desafiá tu concepto de belleza!