5 consejos para usar Instagram en tu empresa

Instagram se ha convertido en una de las redes sociales más utilizadas en todo el mundo. Esta red, que empezó siendo sólo fotografías, ha desarrollado diferentes herramientas en los últimos años que han ido agregando valor a las empresas o emprendimientos para poder atraer clientes y ejecutar un plan de marketing. Hoy en día, Instagram te permite publicar fotos, videos, hacer “historias” y ofrecer links que redirijan al público a tu sitio web, entre otras cosas.

Muchos negocios, empresas o emprendimientos, encontraron en Instagram un  lugar para mostrarse. Esta red social tiene como principal producto la imagen. Entonces, desde ahí se pueden realizar múltiples acciones para llegar a tu potencial cliente o para mantenerte conectado con los que ya forman parte de tu negocio. En este siglo, ademas de ser hay que parecer. Por eso, si tenés un centro de estética, un spa, o un gabinete de tratamientos, tenés que tener una cuenta de Instagram, y por ende, mantenerlo actualizado.

En este post te vamos a enseñar los principios básicos que tenés que respetar una vez que tengas la cuenta abierta. Te aclaramos, esto es para principiantes, no para usuarios avanzados. Lo más importante es que sigas estas 5 reglas básicas  en la red social del momento.

1. Designá un nombre simple para tu usuario 

Una vez que tengas descargada la aplicación desde Play Store o desde Apple Store vas a tener que configurarla. Debido a la existencia de millones de usuarios en todo el mundo, es difícil poder encontrar disponible el nombre de usuario que uno quisiera (ej: spalosangeles). Cuando esto suceda, tendrás que recurrir a buscar variantes donde tu nombre esté contemplado de la manera más cercana posible. Consejo: Intentá evitar guíones bajos, guíones medios, barras o cualquier signo, ya que dificulta la lectura y la búsqueda de tu negocio. Si no te queda más remedio que tener que recurrir a alguno de ellos, intentá colocar un punto (.) como separador de las palabras, por ejemplo: spa.losangeles. Otra opción, es que pruebes colocando una palabra conceptual que defina tu negocio, por ejemplo: esteticalosangeles 

2. Elegí un perfil público

A la hora de crear tu cuenta, elegí la opción “perfil público”. De esa manera, vas a poder ser visible para toda la comunidad de Instragram y no sólo para tus seguidores. A esta altura del desarrollo de las redes, mientras mas abierto seas más chances tenés de ganar clientes. Aclaración: en este post vamos a trabajar con perfiles de personas, más adelante en otro posteo te enseñaremos a utilizar el “perfil empresa”.

Debes desactivar ese botón. Se encuentra en Configuraciones.

3. Seguí a tus clientes y a cuentas de interés

El principal objetivo de Instagram es conectar gente con los mismos gustos o intereses. Por eso, es fundamental tener seguidores de calidad y seguir a cuentas que representen tu negocio o los conceptos que querés transmitir. Además, seguir a tus clientes o potenciales clientes, es una muestra de interés hacia ellos. Las interacciones deben ser constantes. Mirá sus fotos y likealeas (poner Me Gusta). Las cuentas que vos elijas seguir te van a servir para dos cosas: por un lado, poder conocer el contenido que se genera y de esa manera tomar ideas, y por otro, generar lazos en la red que te lleven a tener más interacciones (más me gusta, más comentarios, etc).

Existe la noción que tener muchos seguidores es sinónimo de éxito o de mayor tracción de potenciales clientes a tu centro de estética. Sin embargo, esto no suele suceder así con nichos como la estética. En nuestro mercado, es mucho más importante tener seguidores orgánico – que voluntariamente siguen tu cuenta – que tener seguidores falsos o pagos como ofrecen algunas aplicaciones. Tener seguidores reales significa que tenés una audiencia que desea ver lo que vos o tu negocio tienen para ofrecer. Por ejemplo: los tratamientos que tenés para ofrecer, como depilación o criolipólisis hasta cavitación.

4. Respondé siempre (y rápido)

Si alguna vez le escribiste a alguna marca o empresa y tardaron en responderte, puedo asegurar que te molestó mucho. Por eso, hay que evitar esa actitud. Tenés que hacerte el hábito de responder lo más rápido posible. Siempre. No importa si los comentarios son buenos o malos. Lo importante es que la persona que los hizo se sienta escuchada. Tenés que responder siempre, y ojalá rápido. Hoy en día, el soporte digital es uno de los aspectos más valorados por los clientes.  En el caso de Instagram, se podrán comunicar con tu negocio mediante tres canales: comentarios en tu foto, mensajes privados o respuestas a tus “historias”. Te aconsejamos que revises todos los días (y ojalá dos veces al día) tus posteos y tu bandeja de entrada, así comprobás si tenés mensajes en espera o sin contestar.

5. Generá contenido propio

El contenido es el rey . Así lo dicen los especialistas del marketing digital, y lo afirman día a día los millones de usuarios de redes sociales que consumimos tiempo en ellas, ya sea de manera ociosa o con un fin profesional. El contenido siempre será lo más importante de tu cuenta de Instagram. Es por eso que tenés que subir todos los días algún tipo de publicación (y ojalá alguna “historia”). Por el soporte para generarlo no te preocupés. Hoy por hoy, los smartphones poseen toda la capacidad para producir contenido de redes sociales: fotos, vídeos, gifs, etc. Incluso, podés descargarte algunos editores como: VSCO o Snapseed para modificar un poco tus fotos antes de subira. Pero te aclaramos, no es necesario, ya que Instagram posee su propio editor por si querés usarlo antes de subir una foto:

Lo fundamental del contenido es que sea lo más humano y real posible. No te hacen falta superproducciones de fotos, o grandes ediciones de videos. Sólo necesitás una linda foto con buena luz, o un vídeo que se vea y escuche bien. Ni más, ni menos. En esta red social, lo “casero” es altamente valorado, siempre y cuando cumpla con los mínimos requisitos estéticos que ayuden a una buena primera impresión.  Por ejemplo: este video explicando como funcionan determinado tratamiento como la cavitación es muy bueno y genera mucha interacción.

En el caso de las fotos, es importante que además de mostrar tus equipos, muestres a tu equipo trabajando. Como por ejemplo esta

Recordá: vos sos la dueña de tu spa o centro de estética. ¿Qué te gustaría mostrar de tu centro? ¿Tus clientes que quieren saber permanentemente de vos? Eso es lo que les tenés que ofrecer: contenido sobre los servicios y tratamientos, una perspectiva de los que trabajan con vos, novedades informativas o educativas, y sobretodo, demostrarles el lado humano de tu marca.

Por último, un aspecto importante de tu contenido es que sea etiquetado. ¿Cómo se hace? Mediante los famosos hashtags.  Estas palabras anticipadas del signo numeral, funcionarán de etiquetas y les hará saber a las diferentes comunidades de Instagram que vos estás generando contenido de ese tipo. Ej: #Estética o #Salud.

Cada vez que vayas a subir una foto o video, utilizá el hashtag que creas más adecuado para tu publicación. Si necesitás ayuda al principio, podés bajarte la aplicación llamada Leetags que sirve para generar hashtags predefinidos.

Podés seguirnos en nuestra cuenta en @starbenecom desde la aplicación o en la web www.instagram.com/starbenecom.

Ahora que tenés los principales conocimientos, sólo tenés que animarte.

¡Desafiáte!