¿Cómo tratar la cicatriz de aumento de mama?

La mamoplastía de aumento suele ser una de las cirugías más frecuentes en el mundo de la estética. En la actualidad, están aceptadas socialmente y su alcance es mayor tanto en mujeres jóvenes como adultas respecto a años anteriores.Una de las preocupaciones que a muchas mujeres nos puede afectar es la cicatrización.

Cuidados y postoperatorio de cirugía de aumento de pecho

Te contamos algunos tips con el fin de favorecer la correcta cicatrización tras la operación:

  • Seguir firmemente las indicaciones sobre los medicamentos recetados e indicados por el cirujano
  • No tomar anticoagulantes durante los 15 días siguientes a la intervención
  • No realizar ejercicio físico ni esfuerzo, especialmente con el pecho y los brazos
  • Mantener los vendajes y sujetadores especiales durante todo el tiempo que el cirujano haya establecido
  • No tomar alcohol ni fumar
  • No retirar los apósitos
  • Dormir boca arriba
  • Cuando el cirujano lo autorice, cuidar las cicatrices con alguna sustancia que favorezca la cicatrización

Factores que influyen en la correcta cicatrización tras el aumento de pecho:

  • Hereditarios y enfermedades: las alteraciones de la glándula tiroides, los problemas vasculares o la diabetes tipo II, entre otras.
  • Actitud del paciente en el postoperatorio
  • Tipo de cicatriz y sutura por parte del cirujano

Tratamientos con equipos de estética

Si querés tratarte la cicatriz existen algunas terapias para ese objetivo. Si la cicatriz es relativamente nueva podés realizarte sesiones con luz pulsada intensa

En el caso que las cicatrices sean relativamente viejas, la manera de tratarlas es combinando sesiones de radiofrecuencia fraccionada y de punta de diamantes 

Resultados estéticos según la cirugía

La calidad estética de las cicatrices por aumento de pecho depende de la vía de abordaje empleada para la implantación de la prótesis mamaria, existen varias:

  • Axila: La incisión axilar se utiliza principalmente para insertar prótesis redondas. Esta posición dificulta en gran medida obtener la simetría estética de los dos implantes.Tiene la ventaja de que la cicatriz queda oculta en la axila y, aunque no sea de calidad, se perciba menos. La dificultad de que las prótesis queden simétricas colocándolas por esta vía hacen que sean las menos recomendadas por los cirujanos plásticos.
  • Surco submamario : Tiene el inconveniente de dejar una cicatriz más visible que en el caso de las axilas. Es la incisión que se practica para insertar una prótesis anatómica o prótesis de mayor tamaño que no son implantables por la incisión areolar. Suele tener cuatro centímetros de largo y es frecuente que se recomiende colocar un parche de silicona después de retirados los puntos, ya que de esta manera se ayuda a que la cicatriz sea lo más estética posible. Algunos cirujanos  suelen practicar sutura intradérmica para facilitar su calidad estética.
  • Areola : Es la incisión utilizada para las prótesis redondas. Las cicatrices consiguen pasar desapercibidas. La incisión en areola puede ser subareolar o transareolo-submaxilar, con la intención de camuflar aún más la incisión.

La que ofrece el mejor resultado estético es la areolar ya que la cicatriz final se presenta como una fina línea en la zona donde el color de la piel de la aureola cambia al color normal.

Las otras vías de acceso están indicadas por pacientes con características particulares (aureola muy pequeña) o con exigencias especiales. También es de destacar que las prótesis anatómicas (en forma de lágrima) normalmente no pueden colocarse por vía areolar y es necesario emplear la vía submamaria.

En cualquier caso, en el transcurso de un año, las incisiones para la implantación de mamas, salvo excepciones, son muy poco perceptibles. De cualquier manera, recordá seguir las indicaciones de tu médico siempre y consultarle los pasos a seguir en caso que desees tratar tu cicatriz.

¡Desafiá tu concepto de belleza!